¿Buscas Algo?
¿Buscas Algo?
Tipo de empresa: Estado: Palabras Claves:

Venden bóvedas en cementerio de Cabimas por 2.500 bolívares

16 feb, 11

La directiva del cementerio asegura que la situación escapa de sus manos y piden a la comunidad que negocien directamente con ellos. Los cadáveres son lanzados a una fosa común y las “mafias” negocian cada uno de los osarios

Es toda una mafia. La venta ilícita de bóvedas en el cementerio Santísima Trinidad del municipio Cabimas no tiene pena ni dolor. Muchos de los usuarios de este servicio, que tiene un valor legal de 800 bolívares para adultos y 200 para niños, cancelan hasta dos mil 500 bolívares fuertes a cambio de un lugar para darle cristiana sepultura a un ser querido en el campo santo municipal.

Las denuncias están a la orden del día, pero al parecer no existen dolientes. Los sepultureros, así conocidos, se valen de la necesidad y el mal momento de los familiares de los fallecidos para en menos de 24 horas ubicar una fosa, que luego al no ser visitada en un tiempo aproximado de dos meses, no está exenta de ser reutilizada. Lo peor es que nadie da la cara.

Alberto Sangronis (nombre ficticio) trabaja para una cooperativa de servicios funerarios en la localidad. Parte de su rutina diaria es visitar el campo santo para diligenciar sus servicios y desde los últimos años visita la tumba de una tía. Un día llegó y se encontró con la fosa abierta. Los restos de su familiar ya no estaban. La bóveda estaba siendo preparada para un nuevo cadáver.

“Esto es indeible. Aquí no hay leyes, nadie se responsabiliza por nada”, asienta con frustración el hombre, quien gracias a su influencia por los años de labor dentro del lugar, después de una larga espera obtuvo en sus manos una bolsa negra con los restos de su ser querido. Un trozo de tela rojo del vestido de la difunta sirvió para reconocer los restos de quien era su pariente.

No hay pa’ más

En el lugar el abandono es imperante. Por parte del ejecutivo municipal sólo hay seis sepultureros autorizados, más unos 60 “externos”, quienes laboran para las cerca de 15 organizaciones funerarias que permanecen en el lugar ofreciendo sus servicios. En el campo santo no hay lugar para otra bóveda más. La solución es la ejecución del proyecto de construcción de un nuevo cementerio municipal.

Soraya González, directora del cementerio municipal, manifestó que este es “un vicio” que desde los últimos años viene fracturando la disposición de parte del ejecutivo municipal de brindar un óptimo servicio a los cabimenses. “Los usuarios tienen que llegar a nuestras oficinas (entrada del cementerio) y que no se dejen engañar por las supuestas ofertas que en la puerta les ofrecen”.

Refirió que las denuncias recibidas han sido procesadas debidamente y que investigan el origen de este delito para erradicarlo por completo. Los sujetos descubiertos son suspendidos o despedidos de sus labores.

Tomado de : http://laverdad.com/

Últimos Mensajes

    • Gloria: Lamento mucho su perdida. La muerte de u...
    • Gloria: Lamento mucho su perdida. La muerte de u...
    • Paula: Estimada familia: Imagino el dolor ta...
Nosotros - Boletín Semanal - Paute con Nosotros - Contacto
Obituarios de Venezuela - 2013