¿Buscas Algo?
¿Buscas Algo?
Tipo de empresa: Estado: Palabras Claves:

Venezuela Hace 45 años se suicidó Alirio Ugarte Pelayo

19 may, 11


El 19 de mayo de 1966 se suicidó el líder político Alirio Ugarte Pelayo, en su residencia de Los Chorros en la Capital de la República. Había convocado una rueda de prensa a celebrarse a las 11 de la mañana, acompañado de adherentes a sus proyectos políticos, que después de su desaparición físoica conformarían el Movimiento Democrático

Independiente (MDI).

Ugarte Pelayo, era nacido en Anzoátegui, el 24 de enero de 1924. Hijo del general José Rafael Gabaldón y de doña Romelia Tamayo Anzola, vástago adoptivo de Luís Horacio Ugarte y de doña Hercilia Pelayo.Era hermano de Argimiro Gabaldón.

Parte de su infancia transcurre en la hacienda de su padre, el general Gabaldón, denominada “Santo Cristo”. Estudia en la Escuela Federal “Vargas” de Guanare, Portuguesa, el bachillerato lo hace entre Guanare, Acarigua y Barquisimeto.

Desde joven se destacó por sus posiciones de vanguardia, en 1942 fue presidente del Consejo Supremo de la Federación Nacional de Estudiantes y en la UCV. Se recibió de abogado en 1947.

Al año siguiente casa con Caridad Sperandío Rodríguez, con quien procrea 4 hijos.

Fue militante del Partido Democrático Venezolano, bajo la égida del demócrata Presidente, general Isaías Medina Angarita, redactor, periodista y columnista de diarios nacionales,  electo concejal por la parroquia Altagracia de Caracas en 1944.

Al derrocamiento de Rómulo Gallegos, el 24 de noviembre de 1948, la Junta Militar de Gobierno lo invita a participar, redactando el Acta de Constitución de la misma. Será ministro de Relaciones Exteriores.

También desempeñara como Gobernador de Monagas, hasta 1953, cuando se retira del Gobierno, luego de exitosa gestión.

Caído el régimen de Marcos Pérez Jiménez ocupará un puesto en la Junta Militar, presidida por el contralmirante Wolfgang Larrazábal, y luego de los comicios de 1958, con el beneplácito de Unión Republicana Democrática (URD) —se había afiliado al partido de Jóvito Villaba en 1958— es designado embajador en México, hasta 1962. Así mismo representante de URD ante el Consejo Supremo Electoral.

Comienzan sus diferencias con Villalba.

La lucha armada estaba en apogeo y en un momento dado la fracción oficialista (AD-Copei) fue minoría en el Congreso, generando una tirante situación en varios estamentos del país.

Habría que recordar que en 1963, los diputados del partido comunista y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, habían sido detenidos, enjuiciados y allanadas sus inmunidades parlamentarias, y esos partidos ilegalizados.

La dirección nacional de URD procede a pasar al Tribunal disciplinario a Ugarte Pelayo, quien de una vez fue expulsado del partido amarillo, en reñida decisión de 16 votos contra 12.

El carismático dirigente responde a Villalba ofreciendo al electorado su nombre como posible candidato presidencial y es cuando se produjo el misterioso “suicidio” ocurrido en su residencia de Los Chorros, que consternó al país.

Según versiones, ese día fatal, Ugarte Pelayo se sentía muy optimista, rodeado de militantes y simpatizantes de su propuesta, se reunieron desde temprano, desayunando con él allí mismo.

Estaba convocada una rueda de prensa, donde expondría sus ideas y formalidades respecto a la nueva organización política a fundar.

Antes de intervenir ante los periodistas, sonó el teléfono de la oficina contigua, acudiendo el propio doctor Ugarte para atender la llamada, a los pocos minutos se escuchó una detonación, que por momentos paralizó a los asistentes.

Todos se dirigieron en tropel al despacho, encontrando el cadáver del dueño de la casa con un tiro en la cabeza, derrumbado al lado de su silla de oficina, con un revólver a su lado, presentando un proyectil percutido.

Una exclamación recorrió el pequeño recinto: ¡No… él no se suicidó, lo mataron!

Examinado su cuerpo, la prueba de la parafina practicada en sus manos fue negativa, por lo que evidentemente se trató de un asesinato.

Presumiblemente, un cómplice del homicida, hizo la llamada al despacho del doctor Ugarte Pelayo, mientras el autor del disparo estaba escondido en el baño de la oficina.

Le disparó y volvió a esconderse en el baño, luego ante el asombro y desorden del momento, salió del baño, uniéndose a los presentes abandonando la residencia cuando todos se fueron.

Últimos Mensajes

Nosotros - Boletín Semanal - Paute con Nosotros - Contacto
Obituarios de Venezuela - 2013